Categorías

¿Tasa de rebote de tu web?

5 tips para reducirla

¿Cómo conseguir que los usuarios no solo lleguen a tu sitio web, sino que interactúen con él? Seguro es la pregunta que muchos se hacen cuando tienen una tasa de rebote elevada en su web.

Como adelanto, no es un asunto menor, si queremos conseguir los objetivos que tenemos a través de nuestra web, es necesario prestar atención a los elementos que están ocasionando este problema. Empecemos por definir qué es la tasa de rebote para después, describir qué puedes hacer para reducirla.

¿Qué es la tasa de rebote?

La tasa de porcentaje de rebote es un dato que sirve para medir las visitas en las cuales un usuario abandonó una web en la misma página en la que llegó, sin visitar ninguna otra.

Google Analytics indica que el porcentaje de rebote se calcula al dividir las sesiones de una sola página por todas las sesiones. Otra manera de obtenerlo es por el porcentaje de las sesiones que tiene un sitio web en las que los usuarios solo han visitado una página y han activado tan solo una única solicitud.

Pero, ¿qué significa entonces la tasa de rebote? Esta métrica te indica la capacidad que tiene tu página para convertir a los visitantes en visitantes fieles, una tasa de rebote alta representa que solo llegan por una página y se van de tu sitio, pero esto no es lo que tú buscas, tu intención es que se queden y naveguen en otras, ya que esto refleja que hemos despertamos un interés en ellos.

El porcentaje de rebote sirve para conocer, por tanto, qué tan satisfechos están nuestros usuarios con el sitio, nos habla de si nuestro sitio ha solucionado la búsqueda que hizo o si no le fue de utilidad y por eso nos dejó.

Entonces, ¿cómo podemos reducir la tasa de rebote? Te traemos 5 tips que te serán de suma ayuda en este tema.

¿Cómo mejorar la tasa de rebote?

¿Puedes hacer algo para evitar que los usuarios abandonen rápidamente tu sitio? ¿Existen estrategias que consigan que los usuarios interactúen con otros de tus contenidos? La respuesta es sí, sí existen alternativas que te ayudan a reducir la tasa de rebote en tu web:

1. Análisis

Antes de realizar cualquier acción necesitas conocer el comportamiento de los usuarios en tu sitio web, para ello es necesario revisar las analíticas del mismo. Así podrás definir por qué página llegan tus visitas, por dónde se van, cuánto es el tiempo que duran, en qué páginas pasan menos tiempo, hasta determinar cuál es la tasa de rebote.

Una vez que tienes el panorama completo, puedes ser más estratégico en cuanto a qué podría estar sucediendo en esas páginas, las cuales evitan que los usuarios pasen más tiempo en tu sitio.

2. Tiempo de carga

Es momento de revisar cuál es el tiempo de carga de tu sitio web, una página lenta es una de las principales razones por las cuales los usuarios pueden abandonar tu sitio y muy probablemente no regresen.

Por tanto, nuestro consejo es trabajar en reducir la velocidad de carga ya que es probable que si tu sitio tarda en cargar más de 3 segundos el usuario lo abandonará.

3. Diseño responsivo

Debes prestar más que atención en el diseño y usabilidad de tu sitio web, un error común es centrarse tan solo en trabajar el aspecto estético del mismo y descuidar su funcionalidad. Debe ser intuitivo y fácil de usar, además que los elementos más importantes deben ser visibles.

Por otra parte, las búsquedas desde dispositivos móviles son mayoría; si tu sitio web no está diseñado para ellos, las personas dejarán tu página sin dudarlo.

diseño responsivo en dispositivo móvil
Recuerda que la mayoría de visitas se hacen desde un dispositivo móvil, por eso tu sitio web debe tener un diseño responsivo que se adapte a diferentes formatos.

4. Responde lo que prometiste

Piensa como usuario, si realizas una búsqueda es para informarte, solucionar un problema, comparar, comprar, entre otras opciones. Piensa que en el buscador has encontrado un título de lo más atractivo que dice solucionar aquello que estás buscando, imagina tu desilusión si al entrar, el sitio habla o tiene de todo, menos lo que te prometió.

En un segundo estarás de nueva cuenta en el buscador a la espera de encontrar un resultado que sí te sea útil. Por ello, no crees landing pages, artículos de blog o cualquier elemento que no contribuya a solucionar lo que has prometido.

5. Busca un segundo objetivo

Siempre incita a una acción –call to action–, es decir, no solo se trata de que el usuario llegue a donde tú buscabas, llamamos a ese el primer objetivo, lo que también buscamos es alcanzar un segundo objetivo, que será una acción más. ¿Qué puede ser? Suscribirse a un newsletter, leer otro artículo, llenar un formulario de contacto u cualquier otra acción que tú definas.

Por último, no toda tasa de rebote de tu web es mala, se debe considerar el giro del negocio de tu web o el objetivo de tu página, si a partir de esto defines que es necesario bajar la tasa de rebote, de seguro estos consejos te serán de ayuda en un inicio.

Articulo original creado por: Kueski

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *